Yo no soy más
que la nebulosa imagen
de un recuerdo que vaga
por los laberintos de mi memoria lúgubre.

No hay mas porque suspirar,
no hay mas por que vivir
solo queda el tictac de un reloj
que no deja de caminar.

Tictac, tictac, tictac
dejando un eco interminable
que rompe el silencio
y un sollozo que apenas sale del cuerpo estrujado por un recuerdo
que hiere el alma.

Como salvarme de este tormento
si te llevaste contigo mi universo
solo espero el pasar del tiempo
con ese tictac, tictac, tictac,
que me mata lentamente
y que en cada segundo se me va la vida martirizando la herida
que me ha dejado tu recuerdo
y que se rompe con cada paso que da el tiempo.

©️Angeles Loera