Al Umbral De La Realidad

Sigue leyendo

Los ojos todavía están lúcidos

Desnuda de la brisa de la mañana
escuchabas las fragancias del olvido
disuelto en el viento frio de los recuerdos

Recuerdos que me hablan de ti
Que me suspiran al oído palabras indescifrables
Mirada lucida de pasión
Llega la mañana…descubriendo los secretos de la pasión

Yacías sumergida en las líricas
apasionadas del deseo esculpido en el animo
y jugabas mordisqueando los labios
recordando boca de fuego
que te penetraba con dulce armonía
pasando con fantasías empujadas
un mundo sumergido que de cierto no podías saber

A tu lado, cuerpos desnudos
sumisos instantes que recorren nuestras pieles
animando el fuego de nuestras pasiones
beso tu boca y me quemo
dulce néctar penetra mis sentidos
y se rompen las barreras con un gran estallido
dulce armonía tu entrada en mi templo
fantasías que suspiran sin aliento

Los dedos húmedos de placer
resbalaban sobre senos extrañamente túrgidos
y rodaban como una noria enloquecida
sobres pezones apuntados a la luna

Mis manos temblorosas
acarician cada instante perpetuado en nuestros cuerpos, tu sexo
excitando y rompiendo el silencio
túrgidos los senos que se unen a tu deseo
y esa luna que guardo en mi pecho
para entregarme a ti como la fuerza de un destello, acaríciame
y no rompas la magia de estos momentos, fundidos
como plomo y deseo…ardemos en el mismo fuego.

Sonreías sola pensando a la primera noche
de cuando me cogiste como una pantera sobre el lecho de nubes
sin nunca pararse sin nunca tomar aliento
erábamos criaturas entregadas al amor supremo

Aun sigo sonriendo, aprendices del amor ya casi maestros
para sin aliento seguir fundiendo nuestros cuerpos
unidos, acompasando el momento, de explotar la lava de tu fuego.
Quemándome de pasión, gemidos suspendidos en el tiempo
amantes, amándose…sin prohibiciones, te deseo…

Y te amo…fortaleciendo nuestros sentimientos
donde el amor…nace cada noche cuando hacemos el amor
como si el viento susurrara te quiero
y mi templo quisiera llenarse de ti…siempre

Las piernas abiertas palpitaban con tremenda excitación
y curiosa querías sentir las fragancias de la pasión,
la mano resbaló lejos perdiéndose en el placer infinito.

© María Luisa Blanco & Greg D.

Un Túrbido Amplexo

Entre los cándidos muros del vahído lejano
mi mirada se posa sobre tu seno descubierto
mientras impávido avanzo y con el beso más experto
te acaricio los labios y luego deslizo despacio.

Por mi piel, tus sentimientos
por mis ojos destellos de pasión y deseo
vahído lejano, insinuantes cuerpos
caricia experta…besos rasgados.

Busco el cáliz impuro de tu seno materno
para calmar la sed de un instinto reprimido
que condena el espíritu mío a un álgido infierno
donde la sangre se disuelve en un túrbido amplexo.

Busco el cáliz de tu cálida simiente
para calmar la sed en mi volcán de fuego
infierno consumido entre tu cuerpo y mi cuerpo
la sangre se disuelve…anfibio en su piel escurridiza
túrbidos besos…arden en mi secreto.

Tu néctar es dulce como fruto prohibido
y anima la lengua a ir más a fondo
hasta el mágico idilio del fecundo vientre
que consigna a las estrellas su tácito convite.

Tu néctar elixir de locura
éxtasis en tu lengua inquieta
¡adéntrate en mi vientre! fecundo de deseos
descifra mis misterios entre gritos ahogados
entre palabras inconexas.

En la noche que envuelve mis sueños incumplidos
tus piernas se abren al placer más extenso
para violar la boca del silencio espeso
como el rio que fluye entre los gemidos agudos.

En la noche que envuelve nuestros sueños
mis piernas se abren entre el placer, de sentirte muy dentro
para llenar de sonidos al más espeso de los silencios
como el rio que fluye entre mis praderas…
agudo instante…fusión de pasión.

© Mª Luisa Blanco & Greg D.

Sinfonía De Amor

Juego imagen 05 julio 2016

Esta luna llena de julio
ilumina al día y a la noche
y las estrellas encendidas en el cielo
parecen notas encima de un
pentagrama.

Noche de embrujo y pasión
desnuda la madrugada
cantos de amor susurra el viento
mecido entre el fuego de tu mirada.

Componen los acordes
de una antigua sinfonía de amor
entre tu cuerpo y mi alma.

Sueltas tus cabellos largos
se inclina mi pájaro sobre tu pecho
cierra tus ojos y reposa.

Reposa sobre las vestiduras blancas
como una novia entregada al alba
susúrrame al oído un te quiero, dormido
y agita sobre tus alas mi cuerpo, semidesnudo.

Yo velaré tu sueño
acariciaré tu rostro
besaré tus pestañas
seré celoso guardián de tus
sueños.

Yo seré la luna impregnada en tu piel
y besare tus labios
y te robaré la esencia de la vida
Y soñaremos tan juntos…tan solos.

Duerme confiada
te tendré entre mis brazos
los latidos de mi corazón
serán el ritmo
la agitación.

Agitados pensamientos
vaivén de la mar recorren la noche
en estos dormidos sentimientos
de luna serena y pálida.

Lenta y continua de las ondas del mar
será la melodía de una dulce
canción que te cunará.

Acuna en mi pecho el ritmo de nuestro destino
y canta a la noche de nuestras pasiones
dibuja una estela de pasión en nuestra piel
y vuela conmigo, en el hechizo de esta noche.

La Luna y tú disfrazado de libertad
yo y la luna sintiendo correr por mi interior
el universo completo de tu amor.

A la última gaviota que volaba
lejano hacia el sol he consignado
mi mensaje de amor
para ti.

Para mi…noche de desvelo
pentagrama de música y sueños
a la última gaviota de nuestro corazón
Entre alas blancas…la noche

© María Luisa Blanco & Greg D.

Contigo…Para Ti: Dueto por Mª Luisa Blanco & Greg D.

Contigo…Para Ti

Ojos bellos ojos silenciosos
lagos de un mundo de ilusión
con una sonrisa miro y me zambullo
¡quiero vibrar de amor!

Desnudar en tu cuerpo la pasión
acariciar cada rincón de ti
sumergirme en la ilusión
de poseerte suave y lentamente.

Los labios entrecerrados
la lengua caliente y húmeda
sosiega vibrante en el antro del placer
glorifica al deseo y al corazón de sensualidad.
Cariciosa la voz amada
clara y tierna

Antro de placer, adéntrate en mis secretos
húmedos instantes tus labios
descubriendo embriagados
los fluidos del placer.

Cálidos suspiros, emergen
contorneando la pasión, tan juntos
tan profundamente…
tu cuerpo fundiendo al mío
intrínseco deseo, mordisco de pasión.

Caliente sensación de alma ardiente
serena calma en el instante que sigue.
La noche en la oscuridad plateada
diseña en el lecho animado
fantasías de extrema sensualidad
siento ponerse con cuidado
volverse portadores de placer.

Remolino de sensaciones
tu piel junto a mi piel
noche de luna embrujada
ardiente el alma enamorada
tobogán e infierno, instantes
loco placer…nuestras bocas
juegos de sensualidad.

¡Oh ángel del amor!
conduce mi ser en liquidas pasiones
déjame al sol del placer
cúbreme de deseos infinitos…

Ojos bellos, ojos de amor
envuélveme…
…contigo…
…para ti…

¡Oh diablo de mi amor!
ascua ardiente de mi ser
desnuda nuevamente el sol en mi piel
cúbreme de ti y estalla la pasión
que gima el universo entre tú y yo
mirada candorosa…estalla el amor
llama ardiente…lava recorriendo
nuestro antro del placer

Mírame dulcemente
contigo…yo siempre
para ti…siempre yo
deseo infinito…nosotros.

¡Envuélveme!

© Mª Luisa Blanco & Greg D.

Brasa candente

 

Has entrado en mi vida,
sin sigilo pero con fuerza,
como una gata alcanza a su presa,
pero sin darte cuenta, tu sombra era la presa.

Despacio con sigilo de felino
Así entré a tu vida
Mostrándome mí sombra para cazarte a ti

Presa tu sombra de ti
al igual que preso yo de tu sombra
Yo soy tu sombra,
y tú, tú eres mi presa

Tú eres mi capricho, yo la musa traviesa
y voy a cazarte con guantes de seda
y zapatos de tacón de aguja fina
y aun así sigilosa te atraparé en mis redes.

Y ahora que tú yo somos uno
hagamos el amor, compláceme,
desnudándote lentamente, Amor
como sólo tú sabes hacerlo,

Y ahora que solo somos uno
ve desnudándome poco a poco
mientras te arranco lentamente la ropa
hagamos el amor con deseo y lujuria.

Deslizando mis manos, mis dedos
rozando tus pechos,
bajando hacia tus caderas,
para volverte loca.

Deslízate por mi piel con sutileza
Baja despacio por mi bosque encantado y detente
Mientras te recorro palmo a palmo con mis manos
Con mi lengua traviesa…
Te volveré loco de placer.

Deslizo mi lengua
entre tus piernas,
abriéndote lo más oculto
entre temblores y suspiros.

Entre contorneos casi salvajes
Te deslizas entre mis piernas
Ávida de ti, entre temblores y suspiros
Nos consume el ímpetu de este fuego.

Eres brasa candente,
tu piel arde caliente
Coge mis manos,
deslízalas en medio de tus muslos.

Eres volcán de lava hirviendo

Siente como mis dedos te queman,
deja que tus piernas
rodean mi cuerpo,
mientras entro en tu hoguera

Cubro mi cuerpo con el tuyo,
ahogo con mis besos
tus gemidos de placer,
que mi lava ardiente entre en tu vientre

Soy Brasa, soy fuego
cuando acaricias mi piel
y así ardiendo y deseoso,
casi sin aliento de tanto placer,

Me dirás, que me deseas,
deseas que cada vez que te tomo
te queme con mi fuego
y así sentirte más mujer

Desbordan todos mis deseos
arrancarte gemir tras gemir,
quiero tener siempre,
lo que hoy me haces sentir

Tu cuerpo se estremece,
Calmo este éxtasis que fluye dentro de ti….
Cada minuto, cada segundo
tengo ganas de ti.

Insaciable como una gata salvaje
deseosa y ansiosa de tu pasión
apaga la luz y entre beso y beso
consumiendo una y otra vez…
nuestra sed de amor.

Entra en mi guarida
y siente como se queman
nuestras horas de amor
una y otra vez…deséame
con tu ímpetu de fuego.

Poséeme.

© María Luisa Blanco & Greg D.

 

Mil estrellas robaré para ti. Participante: dueto María Luisa Blanco & Greg D.

En el jardín de mi corazón
mustio a la sombra del silencio
florecen flores como el agua
de la fuente del amor.

Fuente de sueños y besos
de silencios floreciendo
entre palabras de amor
siempre tú, latido de mi vida.

Se colorean con las emociones
que brotan del corazón…

Colores que dibujan nuestros sentimientos
en un infinito arcoíris de “te quiero”
parpadeos luminosos del amor
destellos en tu corazón…

Mientras tú me besas…
la luna brilla en el cielo
la piel que afloro tiembla
con mi respiración.

Tiemblo entre tus brazos
la luna se refleja en tus ojos
se agita la respiración
entre un te amo y te deseo.

Cogeré tus manos
y al vuelo te conduciré
por encima de las nubes…
en esta noche mágica
mil estrellas robaré para ti…

noche mágica, tú y yo
volando por el cielo,
de nuestra imaginación
una estrella, tu sentir
ladrón de mi corazón.

Tu esplendor iluminará
el universo…

Bailaremos con las estrellas
hasta el surgir de la aurora
un éxtasis de luz
celebrará el nuevo día…
bailaremos amor, toda la noche
esta danza que desnuda los instantes
éxtasis de un alma enamorada
uniendo nuestras labios en un dulce beso
aquelarre de amor y sueños…

Mañana
como un cofre de rubines
se abrirá mi corazón…

Rojos rubíes son mis lágrimas
que hoy por amor ruedan enamoradas
ante la emoción de ser tú para mí
en un mañana sin final…

Tú y yo, tan intensamente enamorados.

© María Luisa Blanco & Greg D.