Cielo Gris

Cabizbajo corazón casi llorando,
entre nubarrones de un cielo gris.
Perturbando el vuelo de las aves,
y lo frágil que es mi alma sin ti.

Escurren las imágenes de un tiempo
perdido y nunca más encontrado.
En ti resplandecía aquella alegría
que sabe de amor, era una llama
que brillaba dentro tu mirada.

Casi oscura la vida que transcurre,
implorando de Dios su compasión.
Aferrada a una esperanza en el letargo…
Letargo de mi triste corazón.

Amabas las ideas, la libertad,
las estrellas.
Una dulce sinfonía
alentaba mi existencia.

Y volé… con mi imaginación,
hacia un mundo que inventamos tú y yo.
Para darle un sentido a mi vida,
con tu cariño y comprensión.

Después todo cambió,
fantasmas oscuros se insinuaron
y consternaron tu corazón,
sombras y silencios
de palabras fueron suspendidos.
Estabas conmigo pero ya advertía
el desprendimiento de tu alma.

Colgados de la luna sentimientos,
se desplazan luminosos sobre el mar.
Que meciendo del sentir nuestros reflejos,
nuestro corazón… que se escucha palpitar.

En vilo como un triste clown
me aferro a la luz de las estrellas
mientras la luna borda el cielo
con rosada nube de amor.

Entonando una dulce canción,
arrullando al alba en tono gris.
Cielo gris que retrata sentimientos,
las horas más amargas que viví.

Las golondrinas danzan sus emociones
volviéndose mágicas estrellas
como la tersa aurora en latidos de poesía.
Los ojos de estaciones brillantes de vida
escriben alegres.

Abrázame en el viento y con la lluvia,
haz nacer un arcoíris de colores.
Haz que brille de tu alma la hermosura,
en tu sonrisa y en tu beso, en tu ternura…. amor de mis amores.

Como voz de verano
te abrazo en dorados sueños
poetizar allí… el ramo de la felicidad
solfear
tu ojos ahora…

© Esperanza E. Vargas & Greg D.