Llegará El Amor: Dueto, por Mia Pemán & Greg D.

Llegará El Amor:

Te veo triste y afligido
mi pobre viejo corazón
en el viento perdido
tu que has pasado
has llorado has gozado
pero siempre ardiste de amor
ni tan siquiera te paraste un instante

A veces la vida, te siega el semblante
y mi corazón afligido anda triste,
enroscarse quiere
en esa brisa que llega,
supo descubrir el amor
cuando a veces hubo llorado
y deleitarse de su gozo,
pero supo parar y ver ese momento

¿Dime que es lo que te falta?
si miro atrás lo veo
todo aquello que ha sido
las ruinas del pasado…
Ahora que cansado te desalientas
y a recordar te pones
todo te parece ilusión

Se me encogen los momentos,
quizás sean las pizcas del sentir
las cuales necesito tener más cerca,
y sí… mirando hacia atrás se ven
los restos de ese pasado,
convertidos en ruinas…
El desaliento viene despacio,
por eso los recuerdos
salen a flote y se acercan
ilusionados y apacibles

La vida mía que se enfrasca
en otros tiempos con frecuencia
me dio emociones frecuentes
ahora gira más placida y calma
pero bajo la árida ceniza
de fuego aún arde la brasa
ni apagarse ella quiere

Ahí va mi vida qué se ensimisma
los tiempos reviven las sensaciones,
que las visitas le turban
entre las chispas apasionadas,
en calma se encuentra
y a veces, se gira para ver de nuevo
ese ardor que le quema
sin perder el sentido,
resurgiendo de las cenizas áridas

¿Un nuevo amor pues tu anhelas
cultivar enteramente
y que de esperanza sea pregonero?
La espera te sea leve
llegará un buen día fecundo
y de pasión nuevamente
te hará mover dichoso

Quisiera seas mí pregonero,
para labrar ese amor nuevo
que esperanzado va llegando.
Aun cuando sé esperar,
me gustaría no tardases demasiado
así mi pasión florecerá
de entre los rosales resurgirá

Y a ti que incógnita eres
y aún de allá debes venir
pero en mi corazón ya te siento mía
solamente quisiera decir…
Al próximo beso nuestro
al próximo adiós nuestro
esperando que no sea locura

Yo soy tú enigma, a la cuál deseas
pero, aún no he llegado
voy sintiéndote desde la lejanía,
y ya te siento mío en ese interior latente
ahora, estoy más cerca cada día…
Ya me puedes dedicar
“un beso nuevo a estrenar
nuestro ya será, más no te tardes
que ahí está… ese hasta luego
la locura podrá ser,
una pequeña espera, tan sólo
simple y llano, un beso al final”

© Mia Pemán & Greg D.

Tan clara y sencilla soy

Tan clara soy, que me pierdo
y en ocasiones ya no sé donde ando,
Si me visita la alegría, vuelo en libertad
pero el suspiro no se recata en la verdad.

Quien no vuela en libertad
tampoco encuentra su verdad
clara eres y clara andas que como andes
sabes donde andas

Tan sencilla soy, que no me encuentro,
sin embargo, aunque me confundan
Suelo encontrar el camino de vuelta,
si bien las lágrimas afloran
Tienen suficiente espacio,
para no darse un molinete en la cuenca.

¡Que no te encuentras!
pero cómo es posible si con sencillez vas
y claro lo tiene quien confunde
que tú si sabes el camino encontrar
de vuelta sin lágrimas aunque puedan aflorar.

Un ocaso del más adentro
acercose sin previo aviso,
Más una sonrisa repartió
en la primavera y el otoño,
Hoy en día se descendió
ya tan sólo cariño existe,
Pues más nada podrán compartir
las ideas no se comulgan
ni en plato ni en estanque,

Se acercó el ocaso del más adentro
y bien provisto
su sonrisa repartió ni cuenta se dio
ni en cuál estación la dejó
un cariño sin razón ni con condición
sólo amó no le importó si comulga o no.

Y las apariencias se salpican
mientras los roces no comparten.

Y se salpicaron pues aunque no se
rozaron ni compartieron todo dieron.

Un aroma de rosas en medio jarrón
bajo un manto de delicada miel,
Ya el corazón vacío no busca
su tallaje espinoso se detiene,
Contiene ese dulzor en fragancia
mientras el sonido acariciase
al albor de sus arrebujes.

Un corazón que nunca está vacío siempre acoge
a otro por muchas espinas tenga
no le es difícil dejarse envolver en
sus fragancias y acaricia el manto de
tal delicada piel
rejuveneciendo su tallo en el agua cristalina
del adorado jarrón.

© Greg D. & Mía Pemán