Amar Es Todo:

Ámame en la penumbra
donde la luz sonríe al tremar de las hojas
y la espera es un susurro de pasos deseables

Te amaré siempre en penumbra y con luz
con luna y estrellas y también con sol.

Vivime ardiendo
para que cada noche conozca la incandescencia
de vertiginosos amplexos

Te vivo y te sueño siempre con un ardor
que ni el más puro hielo podrá enfriar jamás.

Pídeme manos que acaricien salvajemente
y saliva de miel que lave tu piel

Te pido es más te ruego esa lengua tuya
que poco a poco lava mis senos llenos de pasión.

Abrazándote respiraré entre vientos del mar
en la bahía de sombras que aromatiza de sales ardientes

Ese mar que tanto amo y que contra viento y marea tú
haces que siempre cuando hacemos el amor huela a sal
tu cuerpo.

Temblaré junto a las estrellas
en una almohada de arena caliente

Arena caliente de mi playa, aquella donde
te conocí bajo un cielo plagado de azul.

Busca entre las llamas de mis dedos
el placer que consuma
y la boca que incendia perdidamente
los sentidos

Llamas que yo te suelo apagar siempre
que me buscas sabes que yo soy tu mejor
bombero.

Mi pecho te ofrezco jadeante
indiferente del corazón que muere de amor

Y yo lo recibo siempre con la misma pasión
que tú me lo ofreces y también mi corazón
muere de amor.
Para resbalar en deseadas dulces colinas
y mórbidos declives
hasta desparecer en el abismo fatal
que nos devora

Colinas que tan sólo tus manos saben encontrar
mis más íntimos deseos que te enloquecen.

Bebo el color de tus ojos
y al darte a mi mismo
cambia también el color del mundo.

Color que cambia como el de los gatos
unas veces son azules y otras
lo son verdes y alguna que otra te arañan
la piel.

© Carmiña Carmela & Greg D.

Quisiera Volar

https://i0.wp.com/img17.dreamies.de/img/63/b/ff7ijk4uh7m.jpg

Quisiera volar sobre alas de cristal
al más allá del azul del mar
hacia nuevos e inexplorados horizontes
más alto del nido de la garza
hasta donde el alma lasciva se abandona…

Quisiera junto a ti volar con esas alas
transparentes lúcidas y alegres
pero no puedo amor mío, eran tan
frágiles que se rompieron de tanto
amarte.

Quisiera sentir escalofríos de plata
aflorar mi desnuda piel al viento
cuando lánguida te tiendes
y de coquetear tu eres deseada…

Yo siento esos escalofríos tuyos aquí
que vibran en mi pecho desnudo y me
siento deseada por ti y te rindes a mí,
cuando mi boca te besa y te estremeces.

Quisiera coger de tu cuerpo y de la mente
solamente la infinita esencia
mientras tu conocerás ilimitadas praderas
de sublime abandono y de inmenso placer

Quiero que tomes de mi cuerpo todo lo que
te ofrezco, llanuras y bosques frondosos que
tan sólo tú sabes explorar y dar placer a este
mí cuerpo y mi mente que te ama con eterna
pasión.

© Carmiña Carmela & Greg D.

Caminando Juntos


Caminando
mano en la mano
juntos
para ver nacer el sol
mientras te percatas que existe el mundo
también del primer rayo capturado que nos aflora
acariciándonos la piel.

Sí mi amor caminar siempre juntos hasta
la puesta de sol y entonces nos refugiamos
abrazados en nuestro rincón al lado de
esa chimenea que nos da calor y nos
amamos como si no hubiera un mañana.

Caminando
siempre
escuchando a uno a uno
cada latido que nos persigue
mientras los ojos capturan el alma
y sientes sólo amor en ese sonido
que te sacude dentro.

Latidos que a veces suenan demasiado
deprisa y siento como el corazón late
tan deprisa que casi siento un ahogo
en el pecho cuando veo que te marchas.

Caminando
siempre
en esta espera que no muere nunca
en los recortes de espacios bordados con hilos de amor
pasiones y sonrisas sin tiempo
en lo cansado de una vida
con el calor de un hogar cada vez más encendido.

Siempre caminando juntos y sabiendo que quizás
ya nos queda poco porque la vida es muy corta
y esos hilos que hoy son de amor plateados quizás
mañana se vuelvan oscuros cuando esa llama del
amor se apague, abrázame mi amor para que
nunca acabe.

© Carmiña Carmela & Greg D.

¡Pasan Los Años y Estamos Todavía Aquí!: Dueto por Carmiña Carmela & Greg D.

¡Pasan los años y estamos todavía aquí!

Un día como tantos
hace sentir tu respiración.
Esta carrera loca
sobre cuatro ruedas

Carrera de vértigo al ver
como pasan los años
y sigo sintiendo tu respiración
igual de acelerada.

No podía faltar
para vivir el ultimo minuto.
Manos todavía calientes
dejaban esperar

Amor mío esos últimos sesenta
segundos serán tan intensos
o más que el primero, todo
sigue igual.

Gotitas de rocío perlaban
dando particular lucidez.
Tu y yo
encerrados en una ostra
vivíamos de la luz
toda nuestra

Una lucidez que siempre
perdurará y nuestras almas
juntas siempre estarán y
no necesitaremos nada que
esconder.

Sabíamos, esperábamos
en silencio.
Aquel instante fatal
se hacia esperar

Si y sé que ese día pronto a
de llegar nada dura para siempre
no existe el amor eterno en
esta tierra.

Como cuerda
tiraba, tiraba.
Y nosotros
siempre unidos

Unidos si por la pasión
y el amor esa cuerda la
corté para que nunca
podamos romper.

Quería vencer
nuestra carne

¡A toda costa!

Carne presa por la pasión
y desenfreno, de unas ruedas
que resbalan con los años
todo muere, incluso un gran
amor.

© Carmiña Carmela & Greg D.

Hazme tu esclavo

Tus ojos fúlgidos
me cabalgan de deseo
abriendo en vorágines
mi corazón
disperso entre un maremoto
de latidos.

Mis ojos te desean
cuando siento cercar los latidos
locos de tu corazón tan llenos de
deseo y pasión de hacerme tuya.

Hazme tu esclavo príncipe
de tus ganas,
de desvelaré
mis respiros mas profundos
te prometo
volaremos a alta cuota
en cielos orgásmicos.

Mi esclavo serás siempre yo
tu esclava seré, llena estoy de
deseos prohibidos y de besos
furtivos.
Si amor mío juntos volaremos
cuando lleguemos con pasión
y con amor a la culminación
de nuestros orgasmos.

Y el éxtasis será sin igual y
al mismo tiempo juntos gritar
que este momento tan íntimo,
amor mío, no acabe jamás.

© Carmiña Carmela  & Greg D.