RESPIRAR TU AIRE

Imagen relacionada

No quiero ser rosa de jarrón,
quiero ser tu rosa amorosa,
no quiero ser aire rebelde,
quiero ser Sigue leyendo

LA BELLEZA ESTA EN EL INTERIOR

Cada noche mirabas tu reflejo en la laguna te veías bella, hermosa, alta, con una mirada observabas los dibujos que detrás de ti, bailaban los arboles formando una vidriera de colores selva, libertad de reflejos que la luna era la dueña, envidia sentías al saber que la luna era quien manejaba en la noche su magia. Sigue leyendo

´BATALLA DE AMAR

Preparo mi cuerpo para mi batalla,
aromatizo cada centímetro de mi piel,
gasas y tul como armadura,
como arma mis ávidos labios. Sigue leyendo

TU PENAR ES MI PENAR

Resultado de imagen de la virgen dolorosa

Cambiaría tus lagrimas por perlas del mar,
te daría lo que tengo por tu penar,
bordaría de sonrisas tu manto negro,
atravesaría lo terrenal por tu mirada. Sigue leyendo

” PASIÓN “

Imagen relacionada

Hoy se me agolpan los recuerdos de mi niñez, cuando iba a la iglesia para ver como vestían a mi Virgen de la Soledad, sentía una emoción sin igual, con que cariño, mimo, la ponían guapa sus doncellas, magistral su aspecto , ataviada con su manto negro, Sigue leyendo

ENGAÑARME MAS NO PUEDO

Imagen relacionada

No puedo seguir negando lo evidente,
soy mujer con heridas, corazón maltrecho,
lagrimas que derramo por ser madre,
espinas clavadas en mi alma por errores.

Engañarme mas no es necesario,
soy capaz de reconocer mis fallos,
quizás por noble o por inocente,
creer que todos son como yo.

No negare más que ame, amo y amare,
que soy cual paloma libre, con alas,
recortadas por tantos inviernos a la intemperie,
amaneceres tan oscuros como noche sin luna.

Engañarme mas no puedo,
sentirme humillada sin responder,
a quien me haga daño perdonare,
me harán más fuerte con sus mentiras.

No niego que siento tu calor
cada mañana a mi lado,
algo cambio en mi alma,
que me deja ver color donde era negro,
que siento latir mi corazón cuando vuelo.

© Manoli Martin Ruiz

Culminando Entre Mórbidas Espinas

Siento mórbidas espinas,
cuando mi resaca inicia tu marea,
labios ávidos te buscan,
deseosos de tu miel.

Con la punta de la lengua cortejo
la línea desnuda de tu cuello
ojeando por encima de las olas
en su inicio de marea

Siento mi cuerpo renacer
a cada línea dibujada,
sobre mi piel, excitándome
a cada suspiro acogeré tu marea.

Me arrodillo con diligencia
persiguiendo un escalofrío rosa
descendido a arañar esas caderas
modeladas por un dios perfecto

Estirándome quisiera tocar el cielo
movimiento voluptuoso
arqueando mi talle, esperando florecer.

Mi plegaria blasfemia
se expande tumultuosamente sobre ti
pero son mis labios ávidos
a tocar el cenit del pecado…
¡…Y ahí moriré aullando!

© Manoli Martin Ruiz & Greg D.