Desdibujada Entre Sombras…

Quedé enredada en el tiempo, oscuro bosque
enjaulado de sombras, de tierra negra, y
con ramas espinosas, sola sin saber
que ando perdida.

Sombras que tú sólo ves no estás pérdida,
tan sólo ofuscada herida por la tristeza de
creer que te abandoné.

Tu sombra me persigue, sin encontrarme,
sigues tu camino distraída.
sin darte cuenta que me has perdido.

Estás confundida sigo tus pasos a distancia
mi camino lo hice aún lado, tan sólo me
hago la despistada.

Ahora que llego el frio.
calando mis huesos.
sigue el abismo de tu ignorancia.

Persistes en tus silencios.
ese frío tuyo caló mi alma, me
siento tan triste al ver tu ceguera
y que poco me conociste.

Herida quede entre letras oscurecidas
por tu ausencia,
quedan mis cenizas y el viento de la
noche se las lleva.

Letras que pueden tener color abriendo
tan sólo los ojos de tu corazón y así
sentirás que sigo aquí que nunca
me fui, y tus cenias las recogí.

© Carmiña Carmela y Pepi Maeses