AGUA

https://i0.wp.com/img12.dreamies.de/img/104/b/ewms39k82ry.gif?zoom=2
Marzo 2017

Una gota de agua, flexible
una gota de agua, poderosa
una gota de agua, necesaria
una gota más, la tuya.
Esa que aprovechas
esa que no desperdicias.
esa que no reciclas.
esa que te bebes con alegría y disfrutas.
Ahora más que nunca elemento esencial
agua poder del desarrollo sostenible.
agua necesaria para recursos hídricos,
¿Podemos? Si
refresquemos el ambiente
con nuestra gota de agua…
Reduzcamos la pobreza
no dejemos el agua del grifo correr.
tomemos un recipiente, para la lluvia
el agua … de lluvia
buena hasta para beber.
calma la sed y alimenta tus plantas.
Cuida tu agua
El agua crecimiento económico
El agua sostenibilidad ambiental.
El agua propicia el bienestar.
El agua parte proporcional
de tu cuerpo.

© Araceli García Martín

COMO EVA

Marzo 2017


Dejarme
sorprender
sin avisar
morder
la fruta
que se deja
saborear.
Caer
en la tentación
del corazón
Conducirme
a nadar
por tu mar.
Día a día, con
el pan nuestro
besar la roca
que me toca.
Coral greda
mi maestro.
Arrancar
la corteza
de sándalo
hecho bosque
para dejarme
abrazar por él
y su esencia.
sentir
la sentencia
primigenia …
de Eva en su vergel

© Araceli García Martín

Noche de amor

Marzo 2017

Nos habíamos despedido hacía algunas horas y con una previsión de no poder vernos en algunos meses, por motivos estrictamente laborales. No me esperabas aquella noche y, por eso, tu rostro reflejaba la sorpresa ante el encuentro. La cancelación de última hora de aquel vuelo que me debía trasladar hasta la otra parte del mundo, había sido el motivo de mi regreso momentáneo.

Y fue tan grata la sorpresa, que saltaste a mis brazos emocionada. Nos comimos materialmente a besos durante unos instantes, y lo siguiente fue dirigirnos al dormitorio.

Sobre el tálamo nupcial comenzó un ritual que ya nos conocíamos bien ambos, pero que en esta ocasión fue mucho más intenso y duró mucho más tiempo, a pesar de la urgencia de amarnos que los dos teníamos.

Con mi boca recorrí todo tu cuerpo, incluida tu espalda cálida y sedosa al tacto, tu cuello grácil y flexible, y tus orejas suaves y tiernas, a la par que te susurraba las notas de una apacible melodía que a los dos nos gustaba; mientras tú temblabas de emoción. Y fue mi boca también la que te despojó de la última prenda íntima que quedaba sobre tu cuerpo.

Así, los dos ya desnudos por completo bajo las sábanas, iniciamos el juego de amor de tantas noches, pero en esta ocasión mucho más intenso y multiplicado en su efecto como consecuencia de la sorpresa. Nuestros cuerpos se estremecían de placer por momentos, fundiéndose y acoplándose a la perfección, en pos de un viaje de lujo del que ninguno de los dos queríamos regresar.

Y así, abrazados y ahítos de placer, nos pilló el sueño muy avanzada la noche y a punto casi de la madrugada…

© J. Javier Terán

Donde Se Afloran Las Almas

Marzo 2017


Me baño al sol del a mañana,
en el agua de un plateado cristalino,
de la cuenca de tus manos,
me recuerda a tus ojos este mar
que triste escrutaba mi corazón.

Y a veces luego te dejas embriagar
de la euforia de horas ya lejanas,
pasaste a fantasear
imágenes y proyectos de construir
que al día siguiente después te encuentras solo a devolver.

Ninguno sabe mentir a aquello que
no puede aceptar
rechaza más lejano tu dolor
y cúbrelo de falsas ideas y palabras.

© Greg D.

RESPIRARTE

Marzo 2017

Radiante fragancia de seda
y caricias en sonrisas
de transformar en tormentos
o dulzuras de amor,
verte.

Es a medida de un toque de dedos
que de áurea olorosa me envuelves,
de cuales meandros.

Tus ojos o tus flancos
son las formas del aire que falta

Y tu hablar y obrar
la esencia.

© Greg D.

¿CUAL SERA SU DESTINO?

Entre tus manos, creador, tu última creación, un pedacito de tierra de color verde, como la esperanza que pusiste en el. Creador que hiciste que nuestro planeta fuera acondicionándose a los que seriamos habitantes de tu obra, das con sol para vivir de nuestro esfuerzo, luz que haría crecer a los niños sanos, plantas llenas de brotes que al final de su etapa darían frutos jugosos, una oscuridad con sombras de estrellas , una luna bailando entre aguas que invitan a baños de purificación, noches de sueños con amores aun desconocidos como si de otros mundos se tratase, caminos conduciéndose siempre a la misma pradera llena de mariposas revoleteando entre mil flores con su aroma y polen donde las depositaran en otras tierras para hacerlas fértiles. Difícil tu elección, a quien o quienes la trataran como si fuera su propia madre, la adoraran, la respetaran, la cuidaran como si de su última tarea que tuvieran que hacer. Día tras día, noche tras noche, observas, vigilas a tus creados, para al final tener la mejor decisión, para quien seria ese pedacito de luz, agua, luz y a su vez oscuridad, seria para los humanos más humildes que observaste, los más pobres en materia prima, menos orgullo y mas humildad, los que siempre se llamaban hermanos, porque desde el principio de la vida terrenal así decían haber escuchado, una voz se lo decía en una noche con mil estrellas con humildad y respeto, seréis ricos en ilusión , esperanza siempre de ser mejores hermanos y mejores hijos, allí depositaste tu pedacito de tierra llena de amor, con aguas tan claras que se podían ver hasta el infinito de tu creación, valles llenos de vida entre hombres y animales, agua que recorrería el corazón de los enamorados de la vida, enamorados de tu tierra porque tú se la ofreciste y ellos la cuidaran hasta el final de sus días, el día que los recibas te preguntaran ¿Creador te defraudamos? Cuidamos de ella como si fuera nuestra madre porque , es nuestra madre tierra.

©Manoli Martin Ruiz

MADRE SILENCIOSA

Un canto a nuestra madre tierra
que colma a sus hijos cada día,
con las bellezas que encierra
de una inmensa paz y alegría.

Eres majestuosa y hermosa,
estás pletórica de encantos,
manantiales y lindas rosas,
ríos, mares, lagos y barrancos.

Grandes barcos surcan tus mares,
peces de colores en tus ríos,
pero nadie siente tus males
ni que tu alma pierde sus bríos.

¡De buen corazón madre eres!
Pregunto para mis adentros.
¿Cómo puede ser que los hombres,
den la espalda a tus lamentos?

Inteligente por naturaleza,
curas con amor tus destrozos.
Algún día sentiremos tristeza,
por convertir tu belleza en abrojos.

© Isabel San José Mellado
Derechos de autor – España