En Ese Banco Frente Al Mar

Tom Hall_Seat With a View_YkdiQWM

EN ESE BANCO FRENTE AL MAR

Desafío la vida que me resta,
ignorando a la precaria soledad.
Inventando momentos entrañables,
en un banco solitario frente al mar.
Cuantas cosas yo te contaré.
Cuantos secretos te revelaré.
Entre llantos y risas,
La vida transcurre sin prisas.
Mi querida amiga, mi amiga fiel.
Mira como la tarde
se une en complicidad.
El entorno es sereno,
justo así es nuestra amistad.
Nos espera ese banco,
ese banco frente al mar.
La mirada del tiempo,
tan azul como la brisa
que nos roza cual caricia…
Así es nuestra amistad.
Como un mar en calma,
como una lluvia de sueños
por conquistar.
siempre tan juntas, vaivén de la mar.
Desafiando los días que amagan tormenta,
en esta orilla de nuestro corazón.
Suave caricia derrota a las lágrimas,
siempre palabras que confesar,
siempre el consuelo para continuar
caminando por la arena
que a veces ciega los ojos,
limpiando la mirada con lágrimas.
Un abrazo rompe el silencio
y aparta la soledad.
Banco de ilusiones… Mirando a la mar
fuerte y serena… Cariño de verdad.
Un banco solitario nos espera,
y no hay distancia entre tu y yo,
el mar nos acerca y ese banco nos espera
cada día para reposar.
Para llenarlo de sueños
y cotidianas horas.
Así unidas como cielo y mar.
Como caricia de brisa,
así ligero y suave es…
El tiempo que compartimos,
siempre retando a la soledad,
instante perfecto… Rozando la felicidad.
Siempre distantes, siempre juntas…
En ese banco frente al mar.

©María Luisa Blanco y Esperanza E Vargas

Escribiré en tu corazón

nuestra historia

 

Recorriendo la tinta dos mundos

tan distantes de la razón

así comienza la historia,

de este libro que creamos tú y yo.

En sus páginas fluyen los versos,

 las escenas de pasados tiempos.

tiempos que vivíamos ausentes.

pero amiga tú y yo no somos tan diferentes.

De la diferencia nació

 con fuerza nuestra amistad

compañera de mis días

de  alegría y de lágrimas.

Siempre unidas por el lazo de la distancia

siempre aquí juntas contemplando la luna

e inventando ciento y una mil fantasías

siempre juntas…

Pañuelo de mis lágrimas

abrazo de ternura, tu mirada

destellos de pureza

como si pudiera acariciarte el alma.

Escribiré en mi corazón los acordes de tus latidos

con la tinta de mis venas, los sentimientos

y con las palabras del corazón

sellaré para siempre nuestra amistad.

Y que no me faltes nunca en mí caminar

por que entre tú y yo la distancia no existe

si podemos soñar y compartir

el tiempo que rompe las horas.

Y la distancia tan sólo es…

sentirte a mi lado,

y el suave abrazo de tu amistad

el cariño para caminar…juntas.

©  Esperanza Vargas & María Luisa Blanco