Photo by Olya Kobruseva on Pexels.com

 

A pesar de estas horas sordas
Retumban tus latidos en mi alma
El beso desnudo de pasiones
La locura acurrucada en tus rincones.

Respiro en la sombra ese sabor tuyo
que invade mi noche y me hace prisionero
y me traen con rabia tus movimientos felinos
tanto de causar dolor que queda en este ser mío.

El tul de tu mirada desnuda
Resbalan tus caricias en mi piel
Acerca la sombra de tus sueños
Fusiona tu esencia en mis adentros.

Es así que me refugio en cada rincón tuyo
atraído del placer que devuelves arte
solo por el gusto de verme sucumbir ante ti
a pesar del mal ejemplo que se apaga en la noche.

Beso a beso, caricia a caricia
Cubre mi cuerpo con tu fuego
Enciende este volcán que me arde dentro
Y quédate ahí, hasta que lluvia de tu miembro…devore el silencio.

Has llegado demasiado pronto
al confín hecho mutilado deseo
dejándome en la sombra solo con las ganas de amarte
y donde es siempre más difícil mi suspiro.

Haga palpitar cada rincón de nuestros cuerpos
Quédate dentro y mírame
Cómo se entrecorta un re quiero
En esta noche oscura…
Pasión y misterio.

Me pierdo en la sombra de tu respiro
buscando la manera justa que
me lleve a la custodia de tus ganas
que solo ansían por mí…
Sin embargo en la oscuridad anhelas mi juvenil turgencia.

© María Luisa Blanco & Greg D.