VIAJES SIN RUMBO

¡Brindemos!, el mar está de enhorabuena.
Hoy el barco del olvido ha zarpado,
el ancla liberó por fin su cadena,
viajará buscando el amor ya gastado.

Navegará sin rumbo a cualquier playa,
buscando corazones rotos de dolor
y allá donde una desesperanza haya,
atracará a esperar ese desamor.

No permitas jamás que esas lágrimas,
dejen huellas humedeciendo la arena,
ese barco se llevará tus lástimas
despojando a tu corazón de su pena.

Verás cómo tus deseos e ilusiones,
viajarán por ríos, valles y praderas,
dejando atrás llantos y desilusiones,
convirtiendo inviernos en primaveras.

© Isabel San José Mellado
Derechos de autor – España.