Ven… Ya los campos de trigo florecen,
Vistiendo de oro un entorno feliz.
Nuestras manos unidas con fuerza,
Recogen los frutos del diario vivir.

Son imágenes de luces, de colores,
bordados de estrellas, flores florecen.
Descubrir la vida y las mil emociones
para custodiarlas como infinito bien.

Ven… Es tan fácil cruzar los senderos,
Contigo a mi lado nada he de temer.
Tú me das protección y respeto,
Si juntos luchamos hemos de vencer.

Te cogeré de la mano, te llevaré
lejano, iremos hacia el mar.
Abrazados sobre un cojín de terciopelo
perseguiremos la onda de una nube.

Ven… Este mundo es muy traicionero,
Y aunque nos amamos no da excepción.
Valoremos la vida y el tiempo,
Que nadie nos robe vivir nuestro amor.

La luz inundará el entero planeta
el cielo se volverá claro y celeste
resplandecerá como una estrella cometa.
El universo entero nos hará soñar.

Ven… Déjame recostarme en tu pecho,
Sintiéndote cerca no tengo temor.
Si me abrazas me siento segura,
No tengo ni duda… Te Quiero mi amor.

El corazón estará lleno de amor
de maravillas, de esplendidas emociones.
tendremos todavía juegos de niños
albas luminosas y puestas del sol de seda.

© Esperanza E. Vargas & Greg D.