27938932_391489801276050_1607224967_n

De tu gracia emanan fragilidad y dulzura
Fortaleza es tu delicadeza
Resistencia, tu sutileza
Fuente de vida, tu ternura

Libertina tras tu transparencia
Amas sin prejuicios, miedo, ni pudor
Exhibes tu poderosa elegancia
Eres pasión, voluntad y amor

En búsqueda de verdad
Tu propia vulnerabilidad abrazas
Si hieren tu sensibilidad
En tu torre de marfil te refugias

Sabes que la vida pende de un hilo
Hebra floja y quebradiza
Lazo fugaz, perecedero y efímero
Hilo tenue color de ceniza

Gozas de esta vida terrenal,
Vaporosa como la neblina
Conoces tu condición temporal
Bruma que aparece y se esfuma

Vives cada instante como el último
Perfeccionas y ennobleces tu talento y tu don
La vida agradeces, por ser un regalo divino
La savia sabrosa de este lacónico guion

© Esther Coïa