TU PENAR ES MI PENAR

Resultado de imagen de la virgen dolorosa

Cambiaría tus lagrimas por perlas del mar,
te daría lo que tengo por tu penar,
bordaría de sonrisas tu manto negro,
atravesaría lo terrenal por tu mirada. Sigue leyendo

Quiero


Quiero.

En ruta de roces y de besos
quiero tu aliento ardiente
en las colinas que bordean Sigue leyendo

Dile a la mar…

Dile a la mar que me espere

Que no demoro mi marcha

Que con susurros de furia

Me ha sorprendido la madrugada.

Gaviotas de plumas negras

Tiñen el cielo de ámbar

Vuelos que avivan mis penas

Entre el dolor y la rabia

Dile a la mar que me espere

Que solo anhelo su calma

Que aquí espero que el viento

Me devuelva la esperanza

Jirones de pena negra

Mecen muy lentos mi alma

Entre la luna y el sol

La noche y la luz blanca

Por el camino de atrás

Lento el paso, piel cansada

Se adivina una figura

Con pasión en la mirada

Dile a la mar que me espere

Dile que ya iré mañana

Que con el viento de tarde

Llegó la vida soñada.

María G. Vicent ©

Oscuridad

Espero que apagues la luz para encender mis ojos.

¡Qué tristeza tan inesperada!

Soy mil pedacitos de melancolía que no podrás amar nunca más.

Soy un río incontenible que moja la almohada y el alma llena de grietas pide a gritos fundirse con la oscuridad.

No quiero tus abrazos, esta noche no.

Soy solo un trozo gélido de carne, he muerto esta noche

Babahoyo, Ecuador 14 abril, 2015

©Fernanda Lupera

¿Sueño o realidad?

Un día de estos,
marcaremos un beso
en nuestro calendario…
Un día de estos
desnudaré a besos
tu alma, y llenaré
tu corazón
de nuevos poemas…
Un día de estos
despertaré
con tus latidos
envolviendo mi cuerpo,
anunciando…
tormenta de besos…
Un día de estos,
un día cualquiera….
Dibujaré
en tu espalda
una historia nueva
y mil travesuras…
buscando,
esa respuesta
que hasta la respiración, quema…
al sentir
tus manos de seda…
Y es, que llegaste tú,
cambiaste
mi ropa de armario
vestiste mi corazón
de verano, y mi invierno
de primavera
tú, con tus manos seda …

©(Duendecilla)

Poema Encontrado


Fuiste sincera
y para entenderle,
te pusiste siempre
en su lado de la cama…
Y te pusiste de uñas
con tus palabras
porque la poesía y tú
desde que te engañó
con él, ya no se entienden,
ya no sé hablan…
Diste demasiado
por supuesto mientras él,
lo dejaba todo para luego…
Le hiciste el amor
a la guerra…
para ganar su paz.
En cambio en él encontraste
…indiferencia, soledad…
Y mientras yo, no sé
como pedirle perdón
a tu tristeza por cada
vez que intento
desterrarla de tu alma
hablándole a tus ojos
a traición, a conciencia…
Y es que este corazón
bohemio se volvería burgués,
se cortaría los rizos
por estar contigo,
los guardaría en un cajón
aún sabiendo que
los desvaríos que
de tu secreto nacen
…siguen sin ser míos…
Y es que la banda sonora
de tus besos corre
peligro a ciertas horas,
a pesar de saberlos
…aún con dueño…

©(Duendecilla)

Mi Prisión

MI PRISIÓN

Por haberme enamorado
he perdido hasta la razón
y mi corazón decepcionado
vagando va con desilusión.

Tengo sed en mi dolor
ni el agua podría calmarla,
porque esa sed es de amor
y solo tú podrías saciarla.

Siento rabia y desazón,
pero no puedo odiarte,
lo impide mi corazón,
no puede dejar de amarte.

Me has dado la libertad
encadenando mi pasión,
mi condena es la soledad
y el desamor mi prisión.

Quiero salir de esta cárcel,
ser libre y volar como un ave,
pero de esta condena infame
tú eres dueño de su llave.

© Isabel San José Mellado – España