Manos vacías

Besos de Paloma,
alas lejanas
se posan en los vacíos
de mis mejillas
amor, dónde estás?
no te siento, no te huelo,
eres otra vez triste lamento
que encierra mis suspiros
y recojo en mis vacías manos
las soledades
que gritan cantos
de labios fríos, llenos de nada,
eso es todo lo que tengo
eres idea dispersa
que no logro hilvanar,
amor volviste a irte
haciendo añicos
los espejos de mis días,
y no puedo admirar
la belleza de la vida
aves de rapiña
vuelan en el cielo negro
yo sigo deseando
los azules de tus ojos!
donde desapareció el amor
una noche de febrero…

© Silvia García Sandoval

Soy tan suave

¡No tengo asperezas,
soy tan suave!
no juegues mucho
pues podría lastimarte,
bésame entre las sedas
escóndeme en tu pecho,
entre tus labios,
de ceniza ardiente
y tu piel morena
de dulce canela,
aprisioname al cerrar tus
negros ojos
y entre el almíbar de tu boca
darte sal de mi desierto,
me trastornas
vuelves mis enfados
en risas francas y espontáneas
tu varonil figura
me deleita, me desborda
ámame una y otra vez
soy tan suave,
como la piel que te envuelve,
tu barba discreta y fina
es montaña donde trepo
loca y traviesa, ilusa, enamorada,
todo tú, portento de hombre inalcanzable,
efigie y luz de mis fantasías
dueño de mis sueños de poeta,
de bondades y maldades
sin dichas ni penurias
pero ven, este es el día de los dos
bajo las delgadas sábanas
como ave llega a mi nido,
y bajo el delicado cielo,
sé, mi amante!!

© Silvia García Sandoval

El Sabor de tus Labios

He tocado los labios tuyos entrecerrando los ojos
con el tato voluptuoso de suaves caricias,
he arrimado los míos a los tuyos dispuestos y deseosos
dándole al alma mía encantador mensaje.

Me adormecí al dulce pensamiento suyo
cambiando los sueños en la cándida respiración
y en el diafragma incandescente del perfume embriagado
he escuchado ardientes palabras surgidas de la pasión.

He rozado el sabor de mágico fruto
al gustar golosinas al lamer los bordes carnosos,
he anudado imágenes en su labial perfecto
y cunado en los suspiros siempre más agitados.

He recogido a su pasaje los más íntimos mimos
entrelazando frases para canción de amor
y en la más intensa luz me he acomodado
para saborear cada gota posada sobre mi corazón.

© Greg D.

Pero no estás, no llegas.

Te abrazaría con el viento
te besaría con el ardor
que me muerde los labios,
tomaría tu amante mano,
bebería tu mirada
con mis ojos,
emergería de mi misma
fusionando tu alma
con lo que queda de la mía,
pero no estás, no llegas,
y lo peor de todo,
no sabes que es a ti,
no imaginas que para ti,
son las flores, de mi doliente amor…

© Silvia García Sandoval

El sacrificio mas cobarde.

No debí nunca ir por ese corazón

No me puedo hacer cargo de dicho compromiso

El alma desayuna sueños

El cuerpo cena realidades

Dichosos los que llegan a alcanzar con hidalguía

Las sonrisas de muchachas, que en sus sueños bailotean

Y que tienen al alcance de sus propias convicciones

La honestidad y la ambición de dejar de lado su egoísmo

Y vivir esa hazaña, de ser dos en uno mismo

Los sueños cenan imaginación

La realidad desayuna sacrifico

Y no existe aún, un sacrifico más cobarde

Que conquistar un corazón

Sin tener luego, la valentía de quedarse.

©  Fabián Terrazzino

Te fuiste…

“Te fuiste y dejaste
un sutil aroma a hierba quemada,
a campo baldío,
a nubes sin agua.

Se quedó a mi lado,
tu cama y tu almohada,
tus suspiros tenues,
tu mano en mi espalda.

Te fuiste y dejaste,
historias pasadas,
promesas mezquinas,
mentiras cansadas.

Se quedó a mi lado,
tu mirada clara,
tu pasión ardiente
tu piel en mi mapa.

Te fuiste y dejaste un amor fantasma”

María G. Vicent  ©

Pronto llegará la primavera…

Resultado de imagen de imágenes de almendros en flor y lluvia

 

Siempre he sido una mujer que  cree en el amor y lo espera
sé que aunque a veces no lo tenga, llegará sin ninguna
duda, el amor es la forma de vida sin él no hay salida…

Pronto llegará la primavera que la sangre altera, dicen por ahí
y el frío invierno ya no helará mi piel, el sol lo ha de calentar
mientras sus brazos llegan para amarme y me acaricien y me
den ternura y pasión.

Ahora que las hojas de los árboles comienzan a brotar y los
almendros ya están en flor noto que sus ramas me abrazan me
arropan, me acarician y llenan de aroma mi corazón.

Soy una mujer enamorada, las estaciones influyen en mí,
pero la primavera  es la que más,  soy más pasional y busco
unos brazos fuertes para hacer el amor con pasión.

Hoy llueve y al abrir la ventana, el aroma de azahar inundó
mi alma y me quedé en la ventana y entre la niebla de
repente le vi pasar ha mirado hacia arriba me ha sonreído
y entendí que ya por fin estaba aquí el amor para ser feliz.

Carmiña Carmela