Punto De Encuentro

Desnuda de sentimientos,
llenas de llagas y heridas,
llegas a mi corazón, muerto
sin amor…

Creí haber nacido.
para el llanto,
pero, cualquier palabra tuya,
me devuelve el tono a mi vida.

Suspiros de aliento,
despiertas mi mente dormida,
prendiendo la llama
de la ternura.

Por segunda vez,
crucé la barrera del amor,
contigo, juntos por los senderos
del cariño.

Mis pesadillas se extinguen,
arrancando las huellas,
de mi cuerpo amargo.

Adornas mi futuro,
emprendemos otros caminos,
cuando me saludas con tu sonrisa,
y tu mirada de color…
¡¡Brilla mi cara!!

P.M jueves, 2 de febrero de 2012

© Pepi Maeses

Tú Vida…. Mi Vida…. Nuestra Vida.

Tejiendo pensamientos,
compromiso de palabras,
en letra menuda,
con pinceladas de color.

Cruzando la línea.
de nuestra lejanía,
abro tu corazón,
llenando tus huecos vacíos
de deseos y anhelos.

Escondes tus emociones,
cierras tus heridas,
a través de tu nueva sonrisa…encantadora.

Sombras, mentiras y miedos,
pintados en tu cara,
charcos de falsa realidad.

Amargos recuerdos,
senderos del ayer,
hoy…silencios acomodados,
de nuestro presente.

P.M. lunes, 16 de enero de 2012

© Pepi Maeses

Letras Cruzadas

Palabras empujadas,
de mi garganta,
una tras otra emergen,
desafiantes y efímeras.

Palabras indiferentes,
hirientes irrumpen,
sigilosas, en mis labios.

Vuelan a este triste poema,
en el silencio frío,
con gritos de soledad furiosa.

Tras la palabra , el descontento
vibran atreves del lápiz,
doliendo cada una de ellas.

Palabras vanas, solas,
muertas e incoloras,
se extinguen dejándolas atrás,
en el olvido.

P.M. sábado, 14 de enero de 2012

© Pepi Maeses

Dos Sombras Solitarias

dossombras

Aquí semi invisible,
dejando pasar los días,
los meses , los años,
somos algo irreal,
fantasmas de otra vida.

Llegas despacio, sin pisadas,
y, tu sombra se ha ido, tu apenas invisible,
mientras desdibujas mi ser.

Me ves cuando estoy frente a ti,
en tu pensamiento no creo,
no me encuentras, me olvidas.

Siento angustia en mi corazón,
y el alma teme tu olvido,
que se apague esa llama,
que en su día fue encendida.

Pasa el tiempo,
nublados días sin luz,
me alejo,
no me extrañas, que no este,
y te vas sigiloso como llegaste,
me voy con mis silencios,
desaparezco sin ruido.

Te echo de menos,
como la nieve al frio,
para no derretirse,
como el fuego a unos troncos,
para encender la fogata.

© Pepi Maeses

Desdibujada Entre Sombras…

Quedé enredada en el tiempo, oscuro bosque
enjaulado de sombras, de tierra negra, y
con ramas espinosas, sola sin saber
que ando perdida.

Sombras que tú sólo ves no estás pérdida,
tan sólo ofuscada herida por la tristeza de
creer que te abandoné.

Tu sombra me persigue, sin encontrarme,
sigues tu camino distraída.
sin darte cuenta que me has perdido.

Estás confundida sigo tus pasos a distancia
mi camino lo hice aún lado, tan sólo me
hago la despistada.

Ahora que llego el frio.
calando mis huesos.
sigue el abismo de tu ignorancia.

Persistes en tus silencios.
ese frío tuyo caló mi alma, me
siento tan triste al ver tu ceguera
y que poco me conociste.

Herida quede entre letras oscurecidas
por tu ausencia,
quedan mis cenizas y el viento de la
noche se las lleva.

Letras que pueden tener color abriendo
tan sólo los ojos de tu corazón y así
sentirás que sigo aquí que nunca
me fui, y tus cenias las recogí.

© Carmiña Carmela y Pepi Maeses

Una Reliquia De Mi Abuela…

Un jueves de invierno,
rebuscando en el desván ,
entre cajas amarillentas ,
te encontré…

Sumida en la penumbra,
entre recuerdos de su juventud,
una gramola sin sonidos,
de mi abuela Concha fue.

Destapo aquella caja,
con cuidado y esmero,
sorpresa y emoción,
allí estabas , entre polvo y memoria.

La cogí entre mis manos,
mil melodías recordé,
aquellos años que contigo , mucha música escuché.

Envuelta en notas, subí con ella,
mi madre al verla se emocionó.

¡Es la gramola de tu abuela! Exclamó.
y me contó una historia, que un día sucedió.

Eran tiempos de miseria, tu abuelo era vendedor,
hizo un trueque con un amigo, y la gramola le dio.

Llego a casa de tu abuela, y sonriendo se la dio,
era pequeña entonces pero aun lo recuerdo,
desde ese momento , nunca falto música,
y aquel tesoro musical mágico, siempre nos alegro.

© Pepi Maeses

Punto de Tristeza…

https://pepimaese2015.files.wordpress.com/2016/12/e5a6f-imagesca77pp3j.jpg?w=535
Presa del pensamiento,
dueña de mí.
empapada de sueños,
inalcanzables e irrealesAl otro lado del infinito
donde se expande la mente,
atrás queda lo eterno,
la raíz de lo pausado..El soñar consuela,
calma el corazón,
fluyen los sentimientos
y todo sigue…siempre resurgiendo.P.M. martes, 27 de diciembre de 2011© Pepi Maeses