¡Amor! Este sentimiento, me
quema el alma, como quema
mi piel cada vez que pronunció
en mi mente tú nombre…

¿Cómo se hace? ¿Cómo se vive sin ti?
Cada noche miro el cielo solo
para verte brillar y alumbrar.

Cada palabra, cada beso, cada
caricia, ¡Está ahí!, en ese baúl que
nadie puede tocar, ahí estas
amor mío, en mi corazón
como aquel día.

¡Me piden que te olvide!
¡dime tú! ¿Cómo se hace?
¡Porque yo no lo sé! Solo sé
que no puedo arrancarte
de mi ser.

Solo sé que navego en mi barca
del recuerdo sin ver más allá,
sin darme cuenta que mi vida
se escapa en esta inmensidad.

© Verónica Hernández Bertín