Es, hora ya de esas porciones de espacios para estar en familia o compartirlo contigo mismo, y dejar ir la imaginación… para sentir las melodías de otra forma muy distinta… y amena, sin prisas… pero con sosiego.

El mediodía es la antesala de los momentos para entrar despacio a disfrutar de la tarde…

Y pasar ratos superagradables, con la familia… los amigos y darle una vuelta de tuerca a los últimos instantes que el día vaya necesitando, estando todos a su lado… y el día será mucho más amable y fructífero…

Déjate ir … Y así, las increíbles escuchar, melodías que te darán esa paz… qué al mismo tiempo, serán el aliento más Sensacional de este día… en finDe… qué, al fin y al cabo, será el mejor empate con tus expectativas y ocurrencias simpares y más chocantes, para poder ir terminando estos días de descanso, de otra forma diferente.

© Mia Pemán