Hay momentos que sientes
que el mundo se te viene abajo al recordar
que fue lo que te llevo a amar tanto a esa persona.

© Marina Cgramont