No un día, dos, ocho,
pero si los 365,
desde el amanecer hasta la noche.
Mujeres reales. Mujer que tienes
aliento mortal y feroz
que sopla en el débil cuello alargado
y ríes y lloras, vives, valiente guerrera
y danzas impalpable y verdadera,
entre el ligero velo de seda
alzado por el encanto de un sueño.
Eres el escalofrío que recorre la espalda.
Eres el primer rayo que enciende y nutre el Preludio.
Eres el viento que mueve y desbarata.
Eres el pecho opulento y místico que está amamantando
el vientre hambriento del mundo.

© Greg D.

Dedicado en el día internacional de la mujer a todas las mujeres, con mi respeto y admiración