Si te preguntan por mi
diles que un día partí siguiendo tu huella
hacia ese lugar divino
donde el cielo se besa
con el mar

Si te preguntan por mí
No pronuncies mi nombre
Ni te eches a llorar
Ya no estaré presente
en tu falso sollozar

Mira al infinito
y pregúntate el porqué
si decías amarme
tanto nunca te importe
Sabes bien que partí
siguiendo sólo tu huella
y nunca te encontré

Hoy no llores sobre mi recuerdo
Ni te cubras de dolor…

Sobre mi tumba esparcidas quedan las cenizas
de aquel inmenso amor
¡No llores por favor!
Marcha lejos en busca
de un buen amor
y sobre mi lápida deja
sólo una blanca flor
Dónde se leerá por siempre
¡Aquí yace el amor!

© Helia Estela Tobías Ferrer
Estrella Sombría