Desnudo el azul
se viste de pensamientos
apenas un reflejo
perdido en las glicinas
en donde se disuelve el tiempo
cálido el aliento obsesivo en espera
el vestido
sutil y suave
como el soplo de la noche
esconde
tus senos inquietos
y la forma
de tu cuerpo
vibrante de erótica espera…
con una caricia
te afloro
y escalofríos inundan
tu vientre
carnoso y atrayente
ávidamente
gusto cada placer
y me engatuso
de este denso y desbordante
cuerpo de amor…

© Greg D.