Como si fuera cierto que la noche duerme
como si estuvieras soñando conmigo
sintiendo cada sueño que respiro
acurrucada en tu ausencia.

Como si fuera cierto que una sonrisa
a veces nace de una lágrima
que un amor empaña la mirada
crucificado tus horas…acariciando
mi tiempo.

En esta realidad camuflada
a veces tú nombre se me escapa
¡A veces te amo tanto! y otras
suplico con una mirada
¡Deja en paz mi alma!

Como si fuera dueña del universo
de tu corazón y pensamientos
como si una mirada fuera el mar
chocando contra mis labios.

Es cierto, quizás te amo demasiado
en este silencio que duele
quizás no sabes que existo
cerraste tus ojos ante mí.

Y nunca te despediste…

© María Luisa Blanco