EL ÚLTIMO OTOÑO

El árbol antiguo
ha robado a la noche
el vestido negro,
en su último otoño
se alza aún majestuoso.
El tiempo impetuoso
muestra ramas desnudas y sus ruinas
mientras va hacia su fin.

Un puñado de hojas
secas, acartonadas
languidece al soltarse de las ramas
que las ha generado.
Soleadas colinas lejanas
arboles en plena floritura otoñal,
follaje y colores que están ahí
largo el estrecho sendero
y él pintado de crudo negro.

En los confines pintados
el rey desnudo espera el invierno
con el negro manto
de la muerte ya pronto.
Y yo, con amargura y dolor,
así miro la vida pasar.

© Marlene Torres