OTOÑO 6

Se abre el cielo,
pesado
gris…
Despertando hospicios
de cuerpos
huérfanos de besos y abrazos.
Almas perdidas.
Corazones marcados…
Calles ahogadas
por el ebrio deambular,
de aquello que fuimos.

© Montserrat Serrano