SI EL OTOÑO QUISIERA

Si el otoño quisiera,
en su viaje por el mundo
llegar hasta tu puerta
y acompañarte un ratito.

Si el otoño deseara,
en su apuesta por la belleza,
que yo te amase con fuerza
hasta el final de mi existencia.

Si el otoño pidiera
a la hora de ubicarse,
que le mostrásemos una pradera,
le diría que junto a tu casa se quedase.

Mas, si el otoño te acariciara,
te rozase o abrazase,
los celos que sentiría
harían que me derrumbase.

Aunque si el otoño supiera,
en su grumoso nacer,
que su belleza será efímera
y que partirá un atardecer,
haría que su brillo nos amarrara.

©  J. Javier Terán