TONALIDADES EXCELSAS

Una maravilla de tonalidades… que al otoño pertenecen… y ese verde que las acompaña, les da otro empuje diferente, con el naranja y la fuerza de ese cordón que acompaña ese cuenco servido cual postre, muestra su singularidad en extrema variedad de colores dejando patente su esbeltez…

En la redondez se avala su sabor a poderse probar en instantes puntuales, que serán devorados con delicadez extrema… tan solo, dejando un rastro singular, que será quizás, un ágape para otro manjar diferente, en momentos de dulzor y exaltando su exquisitez más amplia.

© Mia Pemán