Es el primer sábado de noviembre, el mes más fresco de todos…

Se ha pasado de la raya, cómo 10 mil pueblos… y parece lo sabe muy bien, que no lo endereza.
Internet está a la par, al menos mí línea va descabellada,.
Hay momentos que sale un mensaje, diciendo… ¡no tiene internet! Y al momento, funciona…
Qué se puede pensar… pues, qué está atolondrado cómo el tiempo que tenemos, que se sale del sitio y no sabe volver a su posición normal.
Así tenemos los días que en vez de ser normales, se atascan y no tienen ganas de hacer las cosas bien.

Y, ya estamos al segundo día del finDe… hoy el día, está parado, no ha corrido ni tan siquiera una pizca. Al menos, a mí me ha pasado. ¡No sé si a vosotros también os ha ocurrido lo mismo!
A ver si con un poco de música, podemos ver algo de claridad en esta tarde, que ya está anochecida, por esa costumbre ancestral… de cambiar el horario el último domingo de octubre… y nos dejan en tinieblas, las tardes… y las mañanas, el sol, ni tan siquiera tiene ganas de salir.

Feliz sábado tarde y ya, llegando a la noche, aun no siendo hora… lo tengáis mucho mejor, que en otros instantes del día…
Sed Buenos, y sabed comportaros, para qué el bicho que tuvimos el año pasado no vuelva a hacer de las suyas… y se quede enclaustrado en un ámbito inservible… para qué no haga más estragos innecesarios, que nadie quiere ni desea perder más miembros de sus familias.
Hay que ser consecuentes, y no pensar siempre en cada uno, qué hay muchas más personas alrededor, qué pueden estar mal… ¡Seamos conscientes de lo que no nos conviene, y saber que la realidad es ahora, no mañana ni pasado mañana.

¡Cuidaros, no dejéis que otras fuerzas involuntarias, os hagan ser irresponsables!
Abrazo para cada uno… y Pensad, en todo lo que ahora tenéis, y podréis perder en minutos y segundos…

© Mia Pemán