Sáciame en este momento
que me lleva en la fantasía
de los sentidos.
Infríngeme con las ondas,
que sobrepasan el cuerpo de
tu delicado océano
que salino quema en la piel.

Voy sigilosamente a ti
a sobre pasar los límites de
esta fantasía que es tanto
tuya como mía.
Te devoró beso a beso hasta
dejarte extasiado, gimiendo
de goce y placer.

Persuasiva es tu mirada
que escruto mientras te muerdes los labios.
Es un connubio que resbala como lava
en la incandescente unión.
Mientras con las manos trazas el pecho
dejándome surcos de indeleble pasión.

Pasiones que son reservadas en esta habitación,
donde solo comprendemos
y disfrutamos el verbo amar en cada amanecer.
Sello tus manos dibujando tus ansias y
excitación que serán imborrables
tanto de tu piel como de tu ser.

© Verónica Hernández Bertín & Greg D.