Solo son palabras, como navajas
que rompen el aire de un suspiro
taladran al corazón de frío hielo
sólo son palabras que asesinan.

La mirada se queda ausente
la mente en silencio, muy callada
se apaga la hoguera de tibios latidos
y sientes o no quieres sentir nada…

Con la soledad metida en la mochila
camino hacia ningún lugar
palabras que matan como balas
cada sentimiento de la palabra amar.

La vida solo son palabras
que hay que demostrar
caminos indecisos que pensar
con el corazón, témpano de hielo.

Sólo quedan palabras que olvidar.

© María Luisa Blanco