Primavera En Libertad

Entre este rocío de la mañana
amado mío, vamos empañando
los cristales con nuestros
cuerpos ardientes y…
erizados al rozar.

Damos fuego a esta pasión
que no se puede imitar, somos
dos seres que inundan el
deseo de unirse, solo los
motiva una canción…
llamada libertad.

¡¡Libertad para amarnos!!
¿Libertad para reír y porque no?
también para llorar, si en cada
primavera vamos tomando
el pulso que nos permite
liberar cada canción que nos
conlleve al ritmo de amar.

Primavera de mil colores
visten los jardines, así vestirán
los altares el día que sellemos
nuestro amor en libertad.

© Verónica Hernández Bertín