Cada cual canta lo que le duele…
somos pájaros locos que amaneciendo
planearán las alas dando mil vueltas,
festividad alterada, graznando al viento.
No chocan entre sí ¿pero a qué viene
tanto vuelo rasante, molesto ruido?…
borrachera de giros que ha de quebrarse,
amotinado trance causa dolor de oídos.
Nos pasamos la vida contando historias,
Cada cual cantará según le ha ido…
y daremos giros como pájaros locos,
revolotean buscando comida y nido.
Inquietud del humano ojeando a lo lejos
como aletean los demás en su empeño,
si es ya viejo, no sale, tiene el ala cortada
si es joven se anima a realizar sus sueños.
Acabamos doblando como el pájaro, el pico
tanto vuelo rasante terminará sin guía…
esos cantos que cuentan lo que no hallaste
volverán a cantarlos otros, en otros días…

© Carmen Barrios Rull