Cielo_azul_2

En esta tarde de azules intensos,
miro tus ojos también azulinos
y en ellos veo reflejado
el cielo, todo él inmaculado.

En esta tarde que huele a azahar,
a romero y a despertar
de un sueño contigo bajo el limonar,
te llamo y tu perfume me invita a soñar.

En esta tarde de sabor intenso,
te robo de tu boca un beso
que me sabe a manzana y fresa
y que acorta la distancia hasta tu alcoba.

En esta tarde de amor intenso,
festejamos nuestro soñado encuentro,
mientras afuera, en el exterior,
la ciudad se afana en su diario quehacer.

En esta tarde, que es un privilegio,
te descubriré que no es un remedo
este amor que con tanto ahínco
busqué, hasta vencer en el empeño.

© J. Javier Terán