109823692_10223978577400198_6814947099241837233_n

Entra amado mio a mi espacio
que ya siento mucho frio…
Envuélveme con tus caricias
hasta llegar al lugar donde
exploto, tanto desearte en mi
vientre una y otra vez más.

Voy amada mía a tu encuentro
a tu espacio más sagrado … que
ya te siento muy mía. Te cubro
para saciar tu necesidad de amar…
recíbeme en ese espacio donde me
envuelves en lava ardiente.

Derrama tu miel en mi piel,
saboreando y gimiendo de tanto
placer, que no sea sólo un crepúsculo
que llene este espacio.
Que se sienta al amarnos con tanto fervor, rompamos
cadenas y saltando barreras….
sólo tú y yo sabemos entender.

Derramo lava ardiente en tu piel.
La esparzo sobre tu miel. embetunada
toda tu piel. Tu cuerpo…ardiente…
de placer, gimiendo sobre tu aliento
al ritmo del placer. Las cadenas se
funden de tanto calor…que emanan
del amor. No existe tal crepúsculo
ante magnánimo amanecer que iluminan
nuestro cuerpos en este amanecer.

Lléname toda, Coge este enjambre
que entre colinas y llanos vas a
obtener, todo lo que explota mi
vientre entre llamas, goces y placer…

Te cojo entre mis manos enjambre
mío. Siento el zumbido de este
enjambre, de tanto placer, te lleno
de exuberante miel…
Fluye entre las colinas sin igual.Tu jalea real…
Sin pensarlo más me nutro de tu ser,
tu vientre explota en mi ser…
Fluye tu miel!!!! .

Serás el amante perfecto que
inunde todo mi ser, así como
yo te haré sentir el goce de
esta vida y olvides todo el ayer.
Tan solo con mis caricias te
colmare de placer.

Libar tu piel me pides caricias
de goce y placer. Que más noble
lo que pides ser tu amante perfecto.
Más yo para olvidar mi pasado.
Seremos amantes perfectos…
amantes eternos…

© Verónica Hernández Bertín & Ernesto González Figueroa

 

Narrado por: Natalia Soledad Icaran Hernández & Marcos Osvaldo Polanco Gajardo