Juntos

Porque tú y yo así lo quisimos,
por encima casi del bien y del mal,
hubo un momento propicio en el que nos enamoramos.

Porque pasó el tiempo, y ya se acallaron
los rumores aunque nunca fueran ciertos,
digamos ahora que tampoco nunca nos silenciaron.

Y templar ahora el fuego que nos tiene fascinados,
será la más digna de las misiones
que siempre busqué poder realizar entre los dos.

Porque es tan hermoso y grande nuestro amor,
que los días en los que no te tuve junto a mí
no hicieron sino acrecentar lo nuestro con más fervor.

Habrá, pues, un tiempo para nosotros dos,
porque así, sin duda, nos lo merecemos;
en el que tu mundo y mi mundo, juntos,
caminen por las sendas del mismo cosmos.

Y la bóveda celeste que le sostiene,
albergará cada día un gran festejo
para celebrar que en cada Continente,
triunfó el amor y el mundo anda en puro cortejo.

© J. Javier Terán.