Te imagino desnudo entre las sombras
Entre tímido y perverso
Entre apasionado y tiernamente alocado
Entre miradas que no pueden ver mi desnudez.

Soy el orgasmo que gotea
entre los pliegues de la boca
húmeda de humores perversos
desinhibidos encendidos, sofocados de gritos

Me imagino, acariciando tu pecho
Buscando tu boca
Y sintiendo tu miembro cerca de mi alcoba
Mi secreto, mi mar y mis risas…

Mis dedos juegan
en los labios ardientes
de tu vulva ansiosa de ser poseída
hasta el espasmo del coito desencadenado

Te imagino acariciando despacio mi piel
Llena de tus sentidos
Mordiendo mis pechos, en un oasis perfecto
Entre tímidos gemidos, entre apresurados besos.

Grita la perdición
estuprando el alma
meneándonos como si
fuésemos endemoniados, de la
locura del pecado

Acércate más a mí, quiero sentir el aroma de tu piel
La locura que te lleva a arremeter
Al océano cristalino de tu ser en mi ser
Bálsamo de suspiros entre agitadas olas.

Tú eres diabla
diosa del sacrilegio desmesurado
que me has llevado a la condenación
en esta noche de luna llena.

Te imagino dentro de mí…
Bailando al compás de este orgasmo
Compenetrado, tímido y lujurioso
Perverso en tu amarrarte a mi cintura.

Para yacer en los abrazos carnales
donde la lengua resbala
sobre mi pecho temblorosa de besos
para hacerte conquistar el volcán en erupción
donde la lava incandescente planeará en el verde valle
colmada de sabanas bañadas por la vulva

Poseedora del sacrilegio de tu cuerpo
Pecado carnal, perdida entre tus brazos
Saboreando el néctar, legión de soldados
Mío, tuya, indescifrable…intensa.

Y mirándome extasiada
verás las impregnadas glotonerías
para sentirte parte de nosotros
compartiendo la natura masculina

Tuyo, jeroglífico de amor
Arremete una y mil veces más
Sobre mi playa extenuada
Suspira, grita, llora…ama.

Y sin aliento perderse en los viales
donde la puesta del sol
ojea al universo, denso de conmociones
encerrados en las flores
apenas florecidas en la vida renacida.

Encadenados momentos de un pensamiento
Que nos cubrió una noche más de tus miradas
Estrellas apasionadas, lujuria y amor…
Vuelvo a imaginarte mañana…
en la realidad que aún reposa entre gemidos.

Me basta que tus gritos de placer
recorran como fibra mis miembros
que te absorben y te sumergen
en un éxtasis sin fin…mañana,
…mañana vuelve a imaginar
quizás sea más cierta la realidad.

© Maisaga