Lo nuestro es de esos amores
que se hablan con la mirada,
donde no son necesarias las palabras,
donde los te amo se sienten sin decirlos,
donde el beso es el inicio
y nuestros cuerpos juntos el fin.

Es entonces cuando sé que existo,
que el amor que siento empieza a fluir
y envuelve tu corazón para traerlo hasta mí,
para ser uno en este mundo de muchos.

Y así va mi pensamiento despacio hacia ti
como el beso y las caricias
que podemos darnos sin pensarlo,
y a veces desesperados
y llenos de amor nos entregamos.

Es cuando me doy cuenta
de lo mucho que te amo,
por qué muerta estaba en vida
y me hiciste de nuevo vivir
cuando me acariciaron tus manos
y tus labios besaron mis labios.

 

© Angeles Loera

 

Nota: votan solo los participantes, en el formulario adjunto señalando en cada casilla numerada la cantidad que estimen sin repetir ni valorar las suyas.
Los que participan con dueto deben votar los dos autores, por supuesto en las suyas no.