¡De nuevo vuelve San Valentín!,
y tú sin volver a nuestro hogar.
Prometimos ese día amor sin fin
y juntos ante temporales remar.

Catorce de febrero en el calendario.
¡Día de los enamorados pregonan!
Pero yo creo que el amor es a diario
sin agasajos, ni flores que emboban.

Veo pasear alegres a las parejas
regalándose besos por la esquinas.
A nuestro amor nada se asemejan
porque nuestros besos son espinas.

Y pensar que rebosaba mi jarrón
de esas flores cautivadoras del alma
en ese día donde el amor es pasión
y las tempestades se vuelven calma.

Deseo que pronto pase esta fecha,
fecha que todav                                              ía no ha llegado;
de hiel fue aquella impúdica flecha
que el ciego Cupido clavó equivocado.

 

© Isabel San José Mellado

 

Nota: votan solo los participantes, en el formulario adjunto señalando en cada casilla numerada la cantidad que estimen sin repetir ni valorar las suyas.
Los que participan con dueto deben votar los dos autores, por supuesto en las suyas no.