Amar, es sentirse parte invisible del otro,
Morar en sus entrañas sin ser visto,
Otear junto a él la tierra y el cielo
Regresando cada noche a su alcoba en silencio.

Vadear junto a él el río que separa su vida y la mía,
Esperando que la corriente de agua se atenúe,
Reduciéndose así la distancia entre dos corazones
Dotados de una fuerza sin igual para amar.
Atardecer en sus brazos junto al agua en calma del estanque,
Donde una pareja de cisnes juegan a cortejarse,
En tanto arrebañan con fruición unas migajas de pan
Rumbosos y coquetos en sus evoluciones,
Observándonos a ti y a mí que habíamos comenzado a besarnos.

© J. Javier Terán

 

Nota: votan solo los participantes, en el formulario adjunto señalando en cada casilla numerada la cantidad que estimen sin repetir ni valorar las suyas.
Los que participan con dueto deben votar los dos autores, por supuesto en las suyas no.