No todo es cierto ni todo es mentira
tan solo hay que poder idear las ilusiones,
y enseñar a aprender con atención
cómo saber leer los rasgos qué el firmamento
expone allí, en la zona más alta y lejana.

Observa aquellas luces qué dan sensaciones
y reflejos que dejan ver pasar los días,
en el paralelo de los estambres exteriores
cuando quieren teñirse de blancos y darse
las manos, abrazándose cuál amistad
en la imposibilidad de tan solo un leve
y extenso conocimiento, nada más.

Soñar es muy fácil
pero mantener los ideales
es mucho más difícil.

Oír sin atender es, no sincronizar
más tarde las miradas, perderán
esas apuestas por las qué vivir…

Juntando fuerzas consigues apoyos
mientras qué sí las rehuyes, pierdes
toda la integración posible y no vale nada,

Oídos qué tienen visores primordiales
acaban por ser parte intrínseca
qué no se ha de invalidar y sí conseguir,

Saber ver allá donde nadie pudo llegar
en un día claro y lleno de luminosidad,
es ver pasear andantes qué les llevan
caminando bajo la faz de la luna, jugando
con sus aretes y hacerla sonrojar…

Desde las orillas deseanse formar
montañas qué digan sentirse alegres,
paseando entre corales y su diversidad

Lugares a poder visitar bajo planetas
qué destellos llevan a su alrededor,

Naturalezas y estanques estelares
dibujan contornos, bajo las estrellas
acompañando a esa redonda cara
entre cráteres que acogen con primor,
todos los caminos que llevan hasta
esos membrillos, qué por las noches salen
a tomarse momentos de libertad absoluta…

Por eso y por mucho más, hay qué ser
verdaderos empeños y no dejar atrás,
ni las formas ni los principios esenciales.

Verdades quedan al descubierto con la
infinidad de sin razones incomprensibles,
dando a entrever que la existencia parca
muestra sus fauces más crueles,
sin el más mínimo interés posible
la vida se va yendo tan deprisa qué
dan ganas, de irse antes de tiempo.

© Mía Pemán

Nota de la autora: Poesía publicada en la antología poética Paseando Bajo la Luna, del grupo la Guarida del Lápiz y Papel donde he tenido el placer de participar. https://es.calameo.com/books/0043783432f10c1d1fbcc