Diciembre dos días diferentes
miércoles 18, una de cal
y otra de arena, lunes 23
las distintas ocasiones salen,
para remarcar sencillas
conclusiones inexpertas.

Se van las fechas y no se quedan,
no regresan los años
tampoco los recuerdos se aúnan.

Todo es un completo desorden,
solo permanecen los detalles
qué se sintieron heridos
en lo más profundo de su ser.

Han cambiado las visiones y
las historias se olvidaron
qué las vidas se estancan, entre
los olvidos y los recodos
haciendo más ruido de lo normal.

Pero, al menos he dejado ver
qué las vivencias siguen vivas,
aún siendo una isla en medio
del mar, se juntan y reviven
sentidos inigualables e invisibles.

Entonces, diciembre no ha sido
tan destrozón cómo se puede ver,
más díscolo de lo habitual quizás…
dolor en la segunda quincena
trajo, y dejó discordias visibles
entre medias las quejas se quejaron
mientras caían patas arriba,
y al final todo cambió su rumbo
para haber una nueva paz viable
hacía un más allá receptivo,
llenando nuevos encuentros
qué podrán ser receptores del ayer invisible.

Dos mil diecinueve se va ya…
no le queda mucho ni poco,
Adiós… hasta quedarte en el olvido
llegándose la nueva era o época
convertida en esa década del siglo.

https://pin.it/7z5m2mdb7u2qbu

Daremos la BienVenida al 2020
nuevo ensanche para combinarse,
con todo lo qué se acerque
y se mueva en diez años más.

Qué será su estela, la qué nos
irá atrapando cuál bombilla
eléctrica, la qué desea ser real.

Feliz Despedida y hay qué atraer
su gran menú y postres…
para darle al Nuevo y flamante
Año, su lugar principal y especial…
el qué le pertenecerá por otros
tantos más, qué se añadirán
a una gran lista de actividades,
Relucientes y bien acompañados.

Haciendo entrega singular de…
la Paz, el Amor, la Concordia
más las seguidillas qué llegan
plagadas de… la Salud coloquial
con la Destreza, para Empleos
duraderos y más aún… lo qué,
cada uno necesite más que nunca
el Bienestar Familiar y…
una vida llena y plena…

Se va el mes de Diciembre, con su año
a cuesta, sin más nada
y ni pena ni glorias se puede llevar encima,
deja un montón de cosas inviables sin razones
qué además, es el último de una década
de tantos meses, años y días, con sus horas
segundos y minutos, en momentos compartidos
y no te sabe mal, por qué no deja nada bien hecho.

La Década del DIEZ, se acaba en unas horas
y ya, nos dejará absortos en los pensamientos
qué cada uno irá rememorando en su particular
cesta de los deseos, que no llegaron a ser buenos
porqué, malo fue en muchos sentidos… aunque
si cabe la posibilidad, quizás se le perdone algún día
las fechorías qué fue haciendo a su imagen y semejanza.

Un Adiós enorme le vamos a dar, con las copas
bien altas y sin dar brincos, le diremos…
hasta nunca 2 0 1 9, no te queremos volver a ver…
tan solo entre los números del recuerdo,
tendremos un simple y llano adiós que ni el recuerdo
nos traerá esa estela, que no supiste recoger
ni de cada uno ni de cada familia ni de cada estación
ni de las alturas ni de las llanuras ni de las bajuras,
ni tampoco desde los lados ni de los opuestos polos…
te hiciste el dueño de todo y de nada a la vez,
fuiste un hondo cráter que vino de lo alto y se quiso
quedar con todo lo que teníamos, sin pedir ni un permiso
nos hiciste partícipes de tus osadías y desvergüenzas,
y eso… no señor 2019, no se puede permitir…
por lo tanto… hasta nunca jamás…
en los abismos te dejaremos envuelto en la niebla
qué sucumbe a las ciudades cuando llega y nos atrapa,
con sus visillos y cortinas echados que ni deja ser real
por lo irreal qué se quiere dar a entender, se sale
del tiesto y sin parar se afianza entre vidas y seres
qué desean tener la Paz y la Armonía con la Alegría
de existencias qué moderan sus propios sentimientos…

BienVenido 2 0 2 0 y tú Nueva Década…
haz qué todo lo qué deseemos sea perfecto y
lleno de tantas cosas cómo cada uno quiera tener
entre sus manos y vidas,
todo lo qué traigas en tus cestas de mimbre
ves dejándolo poco a poco, pero…
no nos digas lo qué hacer, sin dejarnos pensarlo
Amor y Paz, Alegría y Bienestar
Salud y Prosperidad… Empleo y Sensatez
para todos y cada uno de los qué moramos
este mundo real, qué se convertirá en algo más
qué sonrisas, pero sin lágrimas qué derramar…

Palencia, martes 31 diciembre 2019.
Poema del Adiós al 2M19.
©Mía Pemán