Hoy en día te las dan cada nada
por eso, a veces el cuidado está
a la orden del día y así todo sale
reluciendo más de lo normal.

Este es ese veintiocho qué ni te lo esperas,
finDe semana y sábado los últimos
qué viviremos con la música
para otra parte, intentando
NO ser Sufridores de Inocentadas
disparatadas y malas intenciones
qué saldrán a los caminos.

Al doceavo mes, llegamos y ya
nos dejará en tres días…
quéeeee… rePasada, le podríamos
y deberíamos de dar, para qué
NO marche tan tranquilo,
por tantas faenas que nos ha hecho
reMalo se ha portado este 2M19
y el diciembre… Calvo, se ha quedado
por tanta meditación realizada.

Feliz día con la santa paciencia
bien a cuestas… por si de caso,
pero mejor qué se pare en seco
antes de aRrRrRrEaRnOs sustos.

© Mía Pemán