Mientras las brujas y duendes
de un mundo lejano,
dinero en la mano,
conviven sobrios con el dios cristiano,
el universo pagano local,
se lo toma con el mundo musulmán,
y un tipo extraño,
que no ha entendido un rábano,
se pelea en una estación.

Sale de un agujero un conejo con los huevos
pero se ha equivocado de estación
está confundido por la vía de cierta mezcla
que mira el caso concierne siempre la religión,
y al hombrecito la estación
ante este giro se enoja muy bruto,
y manda todos al diablo,
con un exabrupto.

¿Qué hay que comprender?
se pregunta distraído,
han hecho solamente un pacto,
una elección comercial,
¿O se pregunta a navidad quien sea el buey y quien el asno?
¿Hay un gordiflón rojo bajo el arbolito?
¿Silba una canción popular?
¿Se hace cunar de una vieja sobre la escoba?

Quizás sueña un niño en la luna,
mientras la tierra se quiebra

Quizás sea la última hierba después del desastre,
el ingrediente del menjunje
donde mojar el gusto
del tiempo perdido.

© Greg D.