No le digas a nadie
que he muerto
el poeta se muere en el olvido
y le lloran sus versos.

© Julie Sopetrán