¿Quién te ofrece desafío?

El río.

Si lo cruzas… ¿qué descubres?

que cubre.

¿Y qué queda entre sus rasos?

Tus pasos.

Con cuidado y por si acaso

te cuidas de la corriente

y si caminas de frente…

el río cubre tus pasos.

© Julie Sopetrán