Las luces aún encendidas están, aunque yo creo, que para apagarlas, todavía quedan minutos y alguna hora…

De todas formas, el día se ha ido diciendo él mismo… su adiós, en solitario… más nada le obliga a hacerlo, pero hoy, lo ha hecho…

Con las bombillas a pleno funcionamiento aún, le damos las buenas noches, porqué así lo desea, para ir al encuentro de su descanso preferido, y así poder crear sus sueños encantadores, y quizás un día, traerlos de vuelta, cómo queriendose portar mucho mejor…

Entonces, ya en la noche plena… le dejamos con sus historias a guardar y algún día memorizar de nuevo, para saber disfrazarse de lo que fue aprendiendo…

Buenas noches a todos y cada un@… que los sueños y el descanso se complemente a las mil maravillas, y el soñar sea fructífero en todos los sentidos…

No te olvides de apagar tus bombillas y velas, por si las tienes encendidas… no se apagan solas…

Un abrazo de cariño, para que la Felicidad llegue a tu vera…

¡Hasta el nuevo Amanecer…!

Con una encantadora melodía… te dejo, ya… SoÑaR…

Palencia, a miércoles 07 noviembre 2018.
Prosa Poética 2M18.
©Mía Pemán