No sé que tiene la noche
susurros, desasosiegos…
se eternizan los reproches
y aparecen los desvelos.

Cuando el insomnio aflora
se hace inútil todo intento
de dormir, rueca que llora
mil historias y un lamento.

Descansar quiero y no puedo
vuela ágil el pensamiento
por las regiones del miedo.

Sueños con presentimiento
de un mal día, donde quedo
maltratada y sin contento.

© Carmen Barrios Rull