Eres tú quien me guía,
quien en noches oscuras,
me alumbras sin preguntas,
eres mi amigo mas leal.

Eres quien se enamoro,
de mi misma luna,
quien lloro a las marismas,
cuando yo lloraba sin lagrimas.

Navegaba a oscuras, a ciegas
amaba sin reproches, sin preguntas,
tú estabas siempre ahí,
con tu luz iluminándome

Amado mío, que me dejo guiar,
haces que el camino sea recorrido,
sin tropiezos sin zancadillas,
guíame hasta ti,hasta tu luz.

Mi mar ya no es oscuro,
mi cuerpo y alma,
están a salvo, siguiéndote,
soy feliz y moriré en paz.

©Manoli Martín Ruiz