insignificante
Palabras melosas con tretas que engañan,
Que llevan cautivas vidas inocentes.
Palabras de cobardes con máscaras,
Que con labia inicua destruyen la infancia.

insignificante2

¡Papá! ¿Dónde estás? Desde que te fuiste,
Los lobos entraron invadiendo el castillo.
Destruyeron el reino que tú construiste,
Con tanto cuidado y con tanto cariño.
Tu reina… Pequeña tu reina,
Dulce esperanza de tu corazón.
La niña… Tu niña amada,
Su piel desgarrada ese día murió.

insignificante3

Palabras de odio pintadas en su alma,
¡Malditos Cobardes! No tienen perdón.
La niña ha muerto en su inocencia,
¡Tan Insignificante! Qué nadie lo notó.
Con piel de cordero caminan airosos,
Con falsa careta de aparente bondad.
Llevando en sus manos dulces caramelos,
Robando a los niños su infancia, matando su integridad.

insignificante4

¡Denuncio! Con mi vida insignificante,
Esa tolerancia maldita de la sociedad.
Acaso no pueden mirar el corazón de un niño,
al cual le han quitado la felicidad.
¿Cómo esperan que sonría?
¿Como piensan que ha de enfrentar,
El terror de seguir viviendo cada día,
Con un monstruo que siempre
le persigue? ¡Qué existe!
¡Que tiene nombre!
Se llama..
¡Maldad!

insignificante5

© Esperanza E.Vargas