Ya está aquí la primavera,
viene el tiempo de bonanza,
en vano no ha sido la espera,
con paciencia todo se alcanza.

El invierno le ha dado paso
dejando entrar a la belleza,
de nuevo reverdecerá el campo,
con él se llevará la tristeza.

Ella nunca ha sido austera,
cubrirá de pasión los amores
sabiendo que la sangre altera,
todos mostrarán sus fulgores.

Siento como su fresca brisa
enjuga de mi faz una lágrima,
esperaré a que el Sol sin prisa
vaya calentándome el alma.

¿Dime tú; fiel primavera?,
a mi amor, ¿lo volveré a ver?,
sé conmigo muy sincera,
y, si no lo sabes, pregúntale a él.

© Isabel San José Mellado

España
ISBN: 978-84-16439-14-0
Libro: ISABEL Un canto al amor y al desamor